Lotería de Navidad 2017 | Una boda que vale un tercero

En el centro, Laura Pereira con su marido, Miguel Amado, posan junto a familiares mientras sostienen los décimos premiados. / E. C.
En el centro, Laura Pereira con su marido, Miguel Amado, posan junto a familiares mientras sostienen los décimos premiados. / E. C.

Laura Pereira y Miguel Amado se casaron en Gijón el 6 de septiembre de 2014. Desde entonces juegan al 06914, que ayer dejó en su familia al menos 200.000 euros

J. L. GONZÁLEZ / D. BUSTO GIJÓN.

La gijonesa Laura Pereira y el avilesino Miguel Amado se casaron el 6 de septiembre de 2014 en la parroquia de San Pedro de Bernueces. En la celebración decidieron que podía ser una buena idea regalar a los invitados participaciones de laLotería de Navidad con el número de la fecha del enlace. Lo explica la propia Pereira. «Ese año no tocó, pero es una fecha de la que no me voy a poder olvidar nunca así que jugamos ese número todos los años. Basta que no lo compre para que toque». Y tocó. El 06914 ha dejado al matrimonio 100.000 euros en el sorteo de ayer y, al menos, otros 100.000 entre varios de sus familiares.

No ha sido sencillo hacerse con los números este año. En ocasiones anteriores pudieron conseguir los boletos a través de las máquinas de venta, pero este año el proceso ha sido un poco más laborioso. «Hubo que llamar a la central para localizar la administración que tenía el número y luego pedir que nos lo enviaran por correo. Lo localizamos en Madrid», explica la gijonesa, que ha vivido varios momentos importantes de su vida con EL COMERCIO como testigo. Y es que su actual marido, jugador de fútbol sala, le pidió matrimonio durante un partido de su equipo en Las Vegas, un hecho recogido por este diario, al igual que la celebración de la boda de esta pareja. «Es la tercera vez que me sacáis en el periódico», bromea.

Además de su paso fugaz por Gijón, el 06914 se asomó por el oriente español. Surgió con fuerza por la zona de Levante, recorrió Barcelona y regó Zaragoza, hasta alcanzar Madrid con buenos pellizcos. El tercer premio repartió un total de 85 millones de euros por las poblaciones de Catral (Alicante), Rafelbuñol (Valencia), Barcelona, Alagón (Zaragoza) y Madrid.

La primera tabla del esperado sorteo navideño comenzó a cantarse a las 9.10 horas y tan solo nueve minutos después se anunció el primero de los suculentos premios.

Catral, un pequeño municipio alicantino de 8.690 habitantes, se despertó ayer con una muy buena noticia. La lotería dejó en el pueblo 27,5 millones de euros, que salieron de la administración número 1, situada en la calle Manuel Flores, donde se vendieron 55 series. De ellos, la cofradía Santísimo Rosario y Purísima de la Ermita de Catral repartió 17,5 millones. El presidente de la entidad, José Antonio Zamora, señaló que unas 200 familias forman parte del colectivo, por lo que el premio ha sido «muy, muy repartido. El 8 no nos tocaba nunca y hemos variado al 4, que me gusta a mí especialmente porque es el día de mi cumpleaños».

Toda la información sobre la Lotería de Navidad 2017

Uno de los más contentos ayer era el primer edil de Catral. «Para un pueblo de menos de 9.000 habitantes es una inyección económica importantísima. Un pelotazo». Lo decía Pedro Zaplana, a quien la suerte del 06914 le alcanzó en primera persona. Tanto su madre como su tía tienen un décimo agraciado (50.000 euros cada una). Pero más allá de la familia y de una concejala que ha sido agraciada, el alcalde apela a los efectos del tercer premio para un pueblo donde la tasa de paro es similar a la media española y que vive «sobre todo del sector servicios y del turismo residencial extranjero».

En Barcelona, el madrugador tercer premio casi pilla en la cama a algún agraciado. De hecho, Valeria Álvarez, la administradora del despacho de lotería del centro comercial barcelonés Diagonal Mar, todavía estaba abriendo su administración cuando se cantó el premio. Su negocio repartió más de 20,5 millones de euros al vender 41 series del 06914, un número que, según explicó ella misma, es la fecha de nacimiento de su hijo.

Repartido por todo el pueblo, el 06914 dejó en Alagón 22 millones de euros, tras haber sido distribuido por el bar de la Asociación de la Tercera Edad de esta localidad zaragozana. Desde la barra se vendieron 9.000 euros de lotería en participaciones. En Madrid se quedaron diez millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos